Contribute
CONNECT:

blog

No podemos permitir una presidencia con Hillary Clinton

Team GOP - August 10, 2016

Por 58º vez en la historia de nuestra nación, los estadounidenses votarán en noviembre por el presidente de los Estados Unidos. Una elección presidencial no es solo una decisión sobre quién va a dirigir nuestro país en este momento, sino también una decisión que definirá quien seremos en el futuro. 

En ambos casos, los Estados Unidos no puede permitir que Hillary Clinton llegue a la Casa Blanca. 

Clinton cree, equivocadamente, al igual que el presidente Obama, que la economía está en buen estado. El presidente Obama ha pasado años haciendo alarde de una ilusión de recuperación económica, pero el pueblo estadounidense sabe a qué nos han llevado realmente las medidas económicas de Obama: una clase media que se hace cada vez más pequeña, salarios que disminuyen, una reducción en el número de personas dueñas de casas, el número más bajo en 50 años y un aumento del déficit comercial total de $750 mil millones.

Sin embargo, Hillary Clinton dijo que el presidente Obama no “recibe el crédito que se merece”; y merece una “A” por su desempeño en la economía. Esa es una nota generosa para un presidente que ha visto a 7 millones de estadounidenses caer en la pobreza, y a 11 millones de estadounidenses más que dependen de sellos alimenticios  durante su administración. El presidente Obama dejará su cargo como el único presidente en la historia que nunca llegó a producir un año de crecimiento económico del 3% o más; con Hillary Clinton elogiando sus políticas fracasadas, está claro que ella desconoce la lucha de muchos estadounidenses y es incapaz de adoptar las soluciones necesarias para llevar a la economía a su mayor rendimiento. 

Clinton también está dispuesta a ampliar el programa desastroso de ObamaCare del presidente Obama. A pesar de que los costos siguen subiendo para los pacientes y los contribuyentes, los programas de intercambios con las compañías de seguro médico de ObamaCare han colapsado en varios estados. Como lo señaló el periódico The Wall Street Journal, el deducible promedio para una familia de cuatro en un plan ObamaCare bronce es ahora de $11.000, es decir, el equivalente a no estar asegurado en absoluto en el caso de enfermedad o lesiones común. En una presidencia de Clinton, los consumidores seguirán pagando más por menos a medida que ObamaCare continúe apretando su control sobre nuestro sistema de salud. Clinton se atribuyó el crédito por sentar las bases de ObamaCare hace años, y su propia inversión personal en esta legislación fracasada significa que nunca lo abandonará si es presidente. 

Además, los efectos desastrosos de una presidencia de Clinton retumbarían mucho más allá de nuestras fronteras.

Clinton no está preparada para liderar la lucha contra el terrorismo islámico radical como comandante en jefe. Como secretario de Estado, demostró su pobre juicio al transformar a Libia en un caldo de cultivo para la actividad yihadista. Menos de tres semanas después de los terribles tiroteos en San Bernardino, Clinton dijo que “finalmente, estamos donde tenemos que estar” en la lucha contra ISIS. Con decenas de muertos y heridos en ataques en todo el mundo, la falta de voluntad de Clinton de cambiar el rumbo de la estrategia inútil del presidente Obama no inspira ninguna confianza en que ella será capaz de detener al grupo terrorista, que ha triplicado su presencia y operaciones en todo el mundo en comparación el 2014. 

El punto más alto de Clinton como secretario de Estado fue el desastroso acuerdo nuclear de Irán, que además de no hacer nada para evitar que el promotor principal del terrorismo del mundo desarrolle un arma nuclear, también le da a un régimen radical la cantidad de $1.7 mil millones en pagos que puede repartir entre los grupos terroristas globales. Fortalecer a nuestros enemigos ha sido la nefasta corriente de la política exterior de Clinton, y el acuerdo de Irán es una prueba más que él no ejercer un liderazgo firme, y ha dejado más vulnerable a los Estados Unidos y sus aliados ante las amenazas a la seguridad nacional. 

Por último, el “pay to play” o pagar para obtener acceso político, de Clinton ha comprometido extraordinariamente nuestra seguridad nacional y los esfuerzos diplomáticos; elegirla como presidente significa que la Casa Blanca se convertirá en un nuevo terreno fértil para actividades poco éticos que se remonta a décadas atrás. Mientras ella ocupaba el cargo de Secretaria de Estado, la Fundación Clinton tomó millones de dólares de individuos íntimamente conectadas con los gobiernos de Arabia Saudita y Rusia. Los niveles de dinero en efectivo que fluyen en la Fundación Clinton destaca su avaricia y los conflictos de interés; en su afán de encubrir estas cuestionables  relaciones fue lo que la motivo a Clinton para establecer un servidor de correo electrónico secreto que revelaba la información clasificada a las agencias de inteligencia extranjeras y a los piratas informáticos. Los estadounidenses deben preguntarse a sí mismos si deben premiar a alguien que ha fracasado en tantas pruebas carácter político y moral en el desempeño de su liderazgo. 

Por demasiado tiempo, el pueblo estadounidense ha padecido de las políticas fallidas del status quo disminuyendo las esperanzas acerca del futuro de nuestro país. Basta ya de los políticos de carrera que son deshonestos, corruptos y con intereses creados. Si no elegimos a Donald Trump como presidente, inevitablemente, estas serán las lastimosas características e incosteables de una presidencia de Clinton.


Previous post

RNC Statement On Time Magazine Story

Next post

Short Circuit: Are Clinton And Her Campaign Admitting She Lied To FBI?
Republican National Committee

Connect With Us

Republican National Committee
Chairwoman Ronna McDaniel
News & Videos
  • 310 First Street SE, Washington, DC 20003
  • 202-863-8500

By providing your phone number, you are consenting to receive calls and SMS/MMS msgs, including autodialed and automated calls and texts, to that number from the Republican National Committee. Msg&data rates may apply. Terms & conditions/privacy policy apply 80810-info.com.

Paid for by the Republican National Committee. Not Authorized By Any Candidate Or Candidate's Committee. www.gop.com

By providing your phone number, you are consenting to receive calls and SMS/MMS msgs, including autodialed and automated calls and texts, to that number from the Republican National Committee. Msg&data rates may apply. Terms & conditions/privacy policy apply 80810-info.com.

Paid for by the Republican National Committee.
Not Authorized By Any Candidate Or Candidate's Committee. www.gop.com